Claridad y dirección

Querida millennial, sigamos rompiendo las reglas

sentirse perdida

Los millennials somos una generación perdida, descarriada y con muchos problemas. Precisamente por eso nos gusto tanto.

Somos la generación que empezó a poner en cuestionamiento la forma en la que el mundo se desenvuelve, sus reglas, sus ideales y sus rutinas. Crecimos con la información en la palma de la mano y eso nos hace ser personas con mentes más abiertas a culturas, problemas, ideologías y cuestionamientos de cómo vivir nuestras vidas, empezamos a tener pensamientos y elecciones más individualistas. Porque incluso nuestro significado de éxito ya no se basa en el estilo de vida tradicional. Ya no vamos tras dinero como motivación principal, vamos tras tiempo y experiencias.

Somos una generación puente entre una nueva etapa de cambio social a otra, somos una transición.

Y quizá de aquí es de donde surgen muchas de nuestras ansiedades, vivimos entre corresponder a un patrón que persistió por décadas y entre perseguir nuevas ideas que nos burbujean por dentro con fuerza, con efervescencia diría yo porque en cualquier momento nos salen disparadas hacia el exterior como si fuéramos incontrolables, pero sucede que ya no podemos queremos suprimirnos más.

Esta lucha de haber crecido con una idea para luego salir al mundo y permitirnos cuestionarla nos deja a muchos con ganas de hacer una pausa grande para poder entender, a otros quizá les dé ganas de ignorar esos cuestionamientos por miedo a lo que puedan encontrar, hay algunos que se sienten «diferentes» por tener estos cuestionamientos (y es que de hecho lo son) y no les gusta sentirse «diferentes», otros se pueden topar con excitación al descubrir que pueden hacer y deshacer según lo que el corazón les dicta pero «el qué dirán» es una limitante.

¿Alguna vez te has sentido de alguna de estas maneras? o ¿bloqueada, confundida, desmotivada y sin rumbo claro?

¡Ajá! Sabía que no estaba sola en esto.

Pero, ¿la verdad? veo las cosas de una forma positiva porque esta encrucijada no nos deja más que dos opciones:

  1. Aguantarnos y pretender que no tenemos otras motivaciones, con una vida medio aburrida, medio a gusto, medio cómoda pero nunca suficiente, sintiendo celos por las stories de los demás en Instagram cada noche antes de dormir. 
  2. Aceptar la incertidumbre, nuestras capacidades personales y hacer lo que queremos hacer con NUESTRA vida aunque al principio sea incómodo, dándole celos a los demás con nuestras stories en Instagram cada noche antes de dormir. No es cieeeerto, bueno, un poquito.
¿Cuál elegís tú?

Yo sé que dentro de ti existe esa efervescencia de la que hablo, ¿no crees que es momento de permitirte que eso salga? A ver, somos la generación con mayor tasa de estudios superiores en la historia, tenemos toda la info que necesitamos en el momento que sea, podemos conseguir recursos sin tener el dinero necesariamente, tenemos apps que nos ahorran tiempos, tareas y nos vuelven más eficientes (cuando son bien utilizadas), podemos crear las conexiones que necesitemos aunque esa conexión esté al otro lado del mundo, podemos aprender algo nuevo, cualquier cosa, aquí, ahora mismo.
Entonces, ¿qué te detiene?

¿Dinero?
¿Tiempo?
¿Miedo?

Las tres excusas más comunes. Es bueno que entendás que estos tres (ene)miguillos no son nada más que excusas, te estás auto engañando y eso te hace sentir bien. No lo digo en mal plan, yo también he estado ahí, pero te digo que una vez eliminés estas excusas te das cuenta que no son más que eso.

Tenemos toooooodo lo que necesitamos para hacer lo que siempre hemos querido hacer, nunca antes en la historia habían existido las oportunidades que tenemos ahora, nunca antes habíamos estado tan hiperconectados con el mundo, y aunque eso puede tener su lado negativo, tiene muchísimas cosas positivas.

¿Lo vas a desaprovechar?

Espero que me digás que no. Decir que lo vas a aprovechar es lo más difícil, pero una vez hayas aceptado el reto de forma auténtica prometo que ya no hay marcha atrás, y ahí, justo ahí, te vas a topar con fluidez, descubrimientos y satisfacción. Suena bien ¿no? y no sólo eso, cuando tu te sentís así inspirás a los que están a tu alrededor y se crea una cadena.

Me emociona que te emocione moverte hacia tus metas, planes y cuanta cosa cool querés hacer, no vas a estar sola y yo, personalmente, estoy para acompañarte y ayudarte en eso, por aquí estarás encontrando herramientas útiles y una comunidad que se siente igual que tú. Ese sentir, para mí, es clave para movernos hacia adelante.

Somos millennials y eso hace sentirnos bastante perdidas pero también tenemos todas las herramientas necesarias para sentirnos bastante encontradas.

Ahora, otra pregunta:
Si me decís que te animás a aprovechar las oportunidades que una millennia tiene, ¿me podrías decir si sabés qué hacer ahora con esas oportunidades?, ¿tenés claridad? Leé la entrada que sigue, esta puede ayudarte con la pregunta, o también te dejo otros datos de nuestra generación por si sentís pura curiosidad.

Los millennials...

  • Somos más flexibles a los cambios
  • Tenemos capacidades multitareas porque estamos acostumbrados a gestionar paralelamente varias fuentes de info
  • Crecimos con la tecnología, somos nativos digitales
  • Buscamos reconocimiento, no por tiempo dedicado, sino por capacidades y funciones
  • Nuestro desarrollo profesional tiene más prioridad que tener una familia «clásica»
  • Tenemos una situación económica inestable por negarnos al estilo de vida tradicional
  • Somos una generación emprendedora y proactiva por el alcance a herramientas y conocimiento
  • Tenemos mayor consciencia ambiental y social
  • Amamos viajar y buscamos que nuestro estilo de vida nos permita hacerlo
  • Sufrimos mucha ansiedad y depresión por la forma en que abordamos las redes sociales
  • Tenemos otro significado de éxito, ser «exitosa» no es igual a ser «rica»
  • Queremos menos compromisos y menos cosas que nos aten, tener hijos ya casi no es una prioridad
¿Te identificás? ¿Ves por qué sentimos esa efervescencia?
millennials
author-sign

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

tres × 1 =

[instagram-feed]