Motivación

¿Miedo que retiene o miedo que expande?

portada

Tendríamos sueños y metas más grandes si no fuera por el miedo que nos detiene a abrirnos a las posibilidades. No te imaginás cuántas de mis clientas me han dicho que no se atreven a crear una visión de vida por miedo a que no resulte como esperan, por miedo a que no lo logren, por miedo a que no sean capaces. Pero hay una forma de jugarle al miedo: lo podemos ver como miedo que retiene o como miedo que expande. Ya te explico.

Empecemos reconociendo que una visión pequeña genera metas y resultados pequeños.

Mientras que una visión grande genera metas y resultados grandes.

¿Cómo podríamos relacionarnos con nuestros propios miedos para que no nos detengan ante el impulso que tenemos para crear la vida que queremos?

Del miedo no nos salvamos. Nunca. Y lo atravesamos una y otra vez, así que hace más sentido aceptarlo y hacer las pases con él que ignorarlo y huirle.

El miedo en nuestras metas surge por incertidumbre, dudas, inseguridades o cambios que deben suceder.

Muchas veces surge en automático sin ni siquiera analizar o explorar bien el por qué lo sentimos. ¿El resultado? Sueños bloqueados.

Y otras veces surge porque vimos de frente a lo desconocido y embarcarnos en un mar que nunca hemos navegado nos aterra. ¿Qué pasa si me hundo?, ¿qué pasa si me ahogo?, ¿qué pasa si mi barco no soporta el viaje?

Aquí es donde entra mi #truquitolunar.

Hay un miedo que retiene y hay un miedo que expande.

Cuando dejás que tu miedo te retenga, te contraés y hasta lo podés identificar físicamente en tu cuerpo pero, cuando dejás que te expanda surgen cosas muy nuevas e inesperadas.

¿Desde qué perspectiva elegís usar tu miedo?

¿Desde el lado aterrador que hace que todo tu cuerpo se contraiga y te genere estancamiento, bloqueo y frustración?

O, ¿desde el miedo al challenge de las cosas nuevas, de la emoción de las posibilidades y resultados, de ese miedo que expande y te permite ir más allá de donde estás ahorita?

Que también es cierto que si estás convencida de lo que estás haciendo, el miedo se sentirá pero no te importará tanto. Estarás más enfocada en tu expansión y en lograr tu objetivo.

El miedo es un arma que podes usar a tu favor.

¿Cómo se sentiría hacer las pases con tus miedos?

Como ilustra Yumi Sakugawa en su libro “Your illustrated guide to becoming one with the universe”:

un té con los miedos

Un buen lugar desde el cual podemos empezar es el momento en donde nos sentamos con ellos y los identificamos y los llamamos por su nombre.

Que te dan miedo tus miedos 😅 lo sé.

Pero eso se va cuando los identificás y te das cuenta que no son tan grandes como imaginaste. Nombrarlos les resta poder. Daba más miedo referirse “a-quien-tu-sabes” o “el-que-no-debe-ser-nombrado” que llamar a Voldemort por su nombre (el mejor ejemplo de la vida 😂)

Nombrarlos puede ser algo tan simple como esto:

LA LISTA DE MIS MONSTRUOS

A continuación una lista de miedos para nombrarlos, saludarlos y quitarles poder:

  • Miedo a escucharme ridícula mientras tú estás del otro lado leyendo las cosas que escribo
  • Miedo a no poder cumplir con las expectativas de mis servicios como coach y como diseñadora
  • Miedo a no llenar los cupos de mis cursos y talleres y que no llegue ni una sola alma
  • Miedo a que me pase algo mientras duermo sola por las noches
  • Miedo a tener un ataque de ansiedad
  • Miedo a perder a alguien que amo
  • Miedo a que mi plan no salga como quiero (lo que más me ha costado ir aprendiendo: soltar el control)
  • Miedo a que no me de tiempo de ser y hacer todo lo que quiero en la vida

¿Qué tal si ahora escribís tú los tuyos para reconocerlos y poco a poco, hacer las paces?

¡Por cierto! Te creé un worksheet para que tú misma te hagás amiga de tus miedos y podás identificar cómo usarlos para expandirte. Suscribite a mi newsletter para recibir esta plantilla gratis en el siguiente Boletín Lunar que envío cada quincena 🤩

2 formas de usar el miedo como expansión

  1. Cambiar tu perspectiva y reacción. En el momento en que sintás miedo, asocialo a los retos que necesitás atravesar para ser la versión de tu futuro que querés llegar a ser. Pensá en el crecimiento, en la aventura, en un nuevo nivel desbloqueado, en una nueva tú y HAVE FUUUUUN
  2. Identificalos, nombralos y luego cuestioná de dónde viene ese miedo. No hay nada más expansivo que navegar tu autoconciencia

Espero que tus miedos se aflojen un poquito y tengás la fuerza de soñar más grande. Me encantará conocer algunos de tus miedos (también cuenta la leyenda que cuando los compartís pierden aún más poder) y me podés escribir siempre a mi Instagram, dejarme un comentario aquí o contestarme en cualquier Boletín Lunar que te envíe.

Get ready para los 2 boletines Lunares de este mes porque te estaré mandando más recursos para hacer las pases con ellos.

Te dejo este otro blog post en donde te cuento por qué es que dejamos algunas metas abandonadas o a medio camino y no siempre es por miedo.

Un besito bonita,

author-sign

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

9 − cuatro =

[instagram-feed]