Claridad y dirección Planificación, organización y hábitos

Cuándo decir «sí» o «no»

portada de blog post

Cuando te das cuenta que al decir «sí» estás implicando la renuncia a otra cosa, tus decisiones se vuelven más relevantes y mejor pensadas. Es decir, cuando decís «sí» a algo, automáticamente estás diciendo «no» a otra. Y bueno, así como hay renuncias, también hay ganancias. Tenemos que saber cuándo decir «sí» o «no» según lo que queremos ganar.

Nuestro sistema nos ha enseñado a decirle que «sí» a todo. Claro, suena muy positivo, muestra una actitud de apertura, compromiso, riesgo, determinación. Pero resulta que este no siempre es el caso.

Tenemos FOMO y tanto miedo a soltar cosas que sentimos que deberíamos decir «sí» a todo. Sí a la invitación de un conocido, sí a las clases de pasta sin gluten, sí al quinto master y sí al décimo webinar de la semana. Pero cuando le decimos que sí a todo, nos perdemos la oportunidad de tener tiempo y energía para las cosas que sí nos importan y nos aportan. Decirle «sí» a todo nos aleja de nuestras metas y objetivos

Si no querés sufrir un burnout, tenés que aprender a identificar cuándo decirlo.

decir "no", ¿es una pérdida?

Por el contrario, decir «no», se concibe como algo negativo, pero la verdad es que también es algo que te brinda mucha libertad.

Al decir no, estamos marcando nuestros límites. Y aunque pareciera que poner límites molestará a alguien o que alejaremos a las personas de nuestra vida o que perderemos conocimiento o que «perderemos» cualquier otra cosa, la realidad es que lo que estás haciendo es alinearte con aquello que sí hace match con tus metas y objetivos. Tus personas irán comprendiendo que sos una mujer enfocada, una badass, capaz y visionaria que lucha por lo que realmente quiere. Con esto no vas a «perder» a nadie (al menos no a nadie que realmente valga la pena que se quede).

Tanto un «sí» como un «no» se trata de identificar tus propios límites y marcar prioridades. En el post anterior hablamos de lo importante que es definirlas para que tomar decisiones sea más fácil y aquí, volvemos a lo mismo. Si tenés claras tus prioridades, cuándo decir «sí» o «no» te será más claro. Usá tus prioridades y objetivos y comparalos con la guía de abajo.

portada de entrada al blog

Guía básica para saber cuándo decir "sí" o "no"

(Suena gracioso 😅 pero es útil)

En mi opinión, un «sí» o un «no» no es malo ni bueno. Depende de la etapa de tu vida en la que estés, una es más útil que la otra según tus necesidades y objetivos del momento. Aquí te va una pequeña lista que considero enfocadas en tus objetivos:

Decí que sí cuando…

  • Tenés mucho tiempo libre
  • Querés aprender nuevas cosas
  • Querés conocer nuevas personas
  • Querés tener nuevas experiencias
  • Esa tarea/invitación/oportunidad te nutre y va de la mano con tus metas
  • Te permite explorar nuevas perspectivas y te da crecimiento
  • Ese compromiso te ayuda a acercarte a tu meta
  • Con esa tarea/compromiso podés aprender muchas cosas a cerca de tu meta
  • Te hace falta inspiración
  • Te sentís aburrida
  • Te sentís desmotivada

Decí que no cuando…

  • Tenés claros tus objetivos y esa situación te aleja de ella
  • Tenés prioridades marcadas y no te queda tiempo para esa otra actividad que no es prioritaria
  • No está alineado con lo que deseás o buscás
  • Te hace sentir incómoda
  • Es por compromiso
  • Te resta energía

Ahora, cada vez que surja un compromiso, una tarea, una invitación, un trabajo, una oportunidad y te cueste decidir qué hacer con ella, evaluala con esta tabla.

Podés darte cuenta que conocer cuándo decir «sí» o «no» es importante para alcanzar metas y avanzar. Decir «sí» también es decir «no» y lo que queremos es dirigirnos a aquellas cosas que nos acercan al camino que queremos, a la meta. Nuestras decisiones son importantes.

¿Qué estás sacrificando con tus decisiones? 👀

Contame en los comentarios si te ha pasado que has dicho «sí» o «no» cundo en realidad querías decir lo contrario. Tranqui, nos pasa a todas 🤗

Identificar nuestros «síes» y «noes» sirve para nuestro proceso de goal setting, para hacer espacio, limpiar tareas, enfocarnos en nuestro objetivo. Y para algo muy importante: para «crear el tiempo». Si sentís que necesitás ayuda para clarificar tus metas y poder tomar decisiones más acertadas, podemos platicar un poquito por aquí.

Espero te sirva bonita.

author-sign

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

1 × 3 =

[instagram-feed]