Metas y objetivos Motivación

¿A dónde se fue la motivación?

para encontrar motivación

¿Te has puesto a pensar en que siempre siempre estamos motivadas pero no siempre es sobre la meta que nos hemos propuesto?. Puede que tú motivación sea crear una nueva rutina diaria o que tú motivación sea quedarte en la cama todo el día. ¿En dónde están puestas tus ganas ahorita? ¿en dónde podemos encontrar motivación ahorita?

Te pregunto esto porque a esa motivación, sea la que sea, le podemos dar un shift. Si creemos que no está bien enfocada, la podemos reenfocar. Suena bien, ¿no?

Se trata un poco de recordar por qué iniciamos lo que iniciamos, ¿qué había detrás de eso?. Seguro que tenías un por qué y, ojo, si ese por qué no era lo suficientemente grande… quizá se la razón de porqué tu motivación anda por los aires. Lo cual también es bueno porque hace darte cuenta que en realidad no lo querías tanto como creías.

Ahora, si tu por qué es realmente auténtico pero la motivación está puesta en otro lugar, la podemos recuperar 🤩 sí, de verdad.

Hablamos de tu energía, de volverla a tu favor. Para encontrar motivación de nuevo sobre tu meta te pueden ayudar las siguientes acciones (podés hacerlas todas o sólo las que sintás que conectan contigo):

¿En dónde encontrar motivación?

  1. Escribí tu por qué inicial, la razón por la cual decidiste empezar tu meta. La acción de escribirla te permite reafirmar, revivir, reimpulsar y grabar esto en tu cerebro. No pareciera pero es una acción poderosa.
  2. Creá imágenes mentales sobre el resultado de alcanzar tu meta. Esta acción le ayuda a tu mente a trazar cierto plan o camino de forma inconsciente y ese plan te ayudará a mantener tu energía enfocada y encontrar motivación.
  3. Sentí (y esto quizá sea de las cosas más importantes) como te sentirías si tu meta ya estuviera alcanzada. Capturá ese feeling, quedate con él y creá anclas hacia ese sentir. ¿A qué me refiero con anclas? Quizá una imagen, una frase, un objeto que te recuerde o que asociés a ese feeling. Llevá ese objeto contigo a todos lados porque te va a ayudar a sentir cada vez que lo mirés. Y sentir es vivirlo en tu presente, es traer tu energía a tu presente.
  4. Hacé una lista de lugares que te gusten mucho. Tomá alguna tarea que tu meta necesite y llevate esta tarea a alguno de los lugares de tu lista. Tomá acción en ese lugar. Cuando la terminés, te vas a quedar con una sensación increíble de satisfacción. Esta satisfacción te va a llevar a querer avanzar más y cumplir objetivos, uno por uno 🤩
  5. Tomate un día para desconectar de tu rutina, de tu trabajo, de tu mente dando vueltas a toda hora, de la gente. Tomate un día y usalo para hacer algo que no hacés normalmente. ¿Ir a un parque?, ¿jugar algo?, ¿clases de algo que querés aprender?, ¿algo más artístico?. Lo que se te apetezca. Puede parecer que estás perdiendo el tiempo pero desconectarte es de las cosas que más nos impulsan. Es como cuando te vas de viaje, ¿no regresás con más ganas? ¡Si! señorita 🙌🏻  La razón es que aliviás la tensión de tu mente, dejás de forzar cosas y te das espacio para disfrutar.
  6. Música. Lo más fácil y rápido (a mi parecer) para convertir tu energía, ¿por qué?. Porque la música te hace SENTIR, y aquí vamos de nuevo, lo que querés proyectar. Elegí una playlist que haga que tu cuerpo se mueva, date 5min para moverte y voilà!
  7. Y ya que estamos en la era de las redes sociales, usémolas a nuestro favor. Asegurate de seguir a gente que admirás, gente que está logrando lo que tú querés, gente que es tu ejemplo y que te pueda inspirar. No lo usés para desanimarte, estas cuentas y estas personas te están mostrando lo que tú también podés lograr así que usalo de inspiración.
más motivación

Cada vez que sintás que la motivación se está yendo (lo cual seguro volverá a pasar porque nos pasa a todas), regresá a alguna de estas acciones, volvé a alimentar tu energía.

Tampoco se trata de presionarte sino de hacer estas cosas con tranquilidad, pasala bien y sólo disfrutá el momento. Es normal que no estemos motivadas todo el tiempo pero el goal es sentirnos bien acerca de lo que estamos haciendo, estar conscientes de lo que estamos haciendo en lugar de hacerlo en automático porque ahí perdemos el por qué con el tiempo.

Y es cierto, no siempre es fácil hacer el shift pero siempre tenemos el control de nuestros pensamientos. Podemos cambiar nuestra energía en el momento en que lo decidamos.

¿Estás lista para decidirlo tú? 🤩

Manos a la obra, bonita. Espero que estas ideas te sirvan mucho para seguir adelante. Si necesitás encontrar motivación y guía para seguir adelante (o empezar con tu meta), me encontrás muy fácil por aquí en Instagram y de paso, te llevás más truquitos para tu meta. Si quisieras conocer de qué otras maneras puedo ayudarte a crear la vida de tus sueños, podés stalkear un poquito por aquí 🤭

Te mando un besito y la mejor energía para esta nueva semana de oportunidades y avance.

author-sign

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

cinco × 5 =

[instagram-feed]