Claridad y dirección Motivación

7 acciones que te ayudarán a encontrar claridad

acciones para encontrar claridad

Tú y yo ya platicamos aquí de lo bueno que es que estés perdida. Sí, es un momento crucial en el proceso de cada quién y lo mejor es atravesarlo y no ignorarlo. Al estar en este proceso sentirás una montaña rusa de emociones y preguntas. Genial, eso necesitás.

El primer paso para atravesar la mayoría de retos es casi siempre el mismo:

ACEPTARLO.

Súper, ya vamos avanzando. A partir de aquí, empezás una aventura de amarte y odiarte, descubrirte y cuestionarte, ¡qué bonito! 😳 Pero, ¡hey! con esto también vienen los avances y por consiguiente, la claridad.

Claro, no es tan fácil y no todos se atreven a afrontarlo, ni siquiera se atreven a pensar en la posibilidad de que hay cosas que re plantearse para tener una vida realmente plena y con un sentido más allá de existir.

A demás, pareciera ser que las personas que tienen claridad en la vida son monjes tibetanos, maestros yoguis o tu abuelita de 87 que te da consejos de vida, pero no, tú también podés tenerla. Por si no te has animado a embarcarte en el viaje, aquí hay algunos motivos por los cuales tiene tanta importancia encontrarla:

Con claridad...

  • tendrás una visión más completa de lo que para ti significa «tener éxito»
  • estarás tomando decisiones más acertadas, más rápidas y más sencillas en tu día a día
  • sentirás satisfacción de estar haciendo algo que sí te aporta y más aun sabiendo que tú brindás ese valor hacia afuera
  • dejarás de sentir que «falta algo»
  • obtendrás resultados más rápido, quizá no más fáciles pero sí más acertados
  • será más fácil decir «sí» o «no» según tus necesidades
  • serás una rebelde que toma sus propias decisiones y va contra la corriente haciendo lo que le da la gana porque le nace desde adentro

Y te ayudará para lo que estaremos trabajando tú y yo más adelante si me dejas:

  • La claridad te llevará a tener metas reales que sí son tuyas y que sí puedes cumplir, así es como creas un camino con pocas dudas y con mucha confianza, una imagen clara para poder tomar acción.

Si ya llegaste hasta aquí supongo que ya eres de las que le dicen sí a los riesgos y a la aventura y te has animado a atravesar la incertidumbre ¡Pero qué wild me has salido! 🙌 No le doy más vueltas al asunto y te dejo algunos puntos que puedes incluir en tu proceso para encontrar un poco más de luz para tu vida, estos son los mismos que yo viví en mi propio proceso.

☝🏻 Recuerda que cada quién vive su proceso distinto, estos son parte del mío y quizá puedan ayudarte pero no son el único camino ni mucho menos una verdad absoluta. Se trata de acercarte a ti misma para descubrir cosas que antes no habías prestado atención o para ver las cosas desde perspectivas que antes no habías considerado.

Primero lo primero: lo aceptás, despertás, hacés una pausa y te das permiso para trabajar en ti y darte el tiempo necesario.

  1. Imaginá. Imaginar es como crear el blueprint de tu realidad. A muchas puede costarle pensar en algo más allá de un año pero es más pereza que capacidad. La imaginación es parte de tu naturaleza y a partir de ahí es como construís tu realidad, si no podés pasar ni 5 minutos pensando en lo que querés para tu vida, hay un problema de prioridades. Anotá todo lo que logrés imaginar para tu futuro, al principio puede cambiar varias veces pero con la práctica se irá formando una imagen más fija y convincente. Esta será tu imagen mental. Para este paso te tengo un juego que encontrarás al final de este blog post.
  2. Sé. Dejate llevar por ti misma, hacé lo que te nace, decí lo que pensás, sentí lo que sintás. Tal vez perdás uno que otro amigo en el camino pero, ¿de qué te sirve tener gente que no conecta contigo?. Sé más tú y encontrá las cosas que se sienten bien, olvidate de buscar encajar porque esto te regresa a vivir un ideal que no es tuyo y nunca se va a sentir bien.
  3. Sentí. Las emociones son indicadores, son algo así como la expresión física de tu intuición. Seguila, notala, prestá atención porque esto te señala un camino. ¿Cómo te sentiste hoy haciendo lo que hiciste? ¿Por qué? ¿No te gustó? Entonces, ¿cómo te gustaría sentirte? ¿Qué cosas creés que te harían sentir así de bien en tu futuro
  4. Experimentá. Esto hará que abrás tu mente y descubrás cosas que antes no sabías. Descubrirás nuevos gustos y nuevos disgustos, como sea, es avance hacia tu claridad. Probá cosas que antes no habías hecho, platicá con gente que para ti es «extraña», aprendé algo nuevo, escribí tu proceso, empezá un nuevo proyecto por diversión, visitá nuevos lugares. Y luego, preguntate de nuevo, ¿cómo te sentiste?
  5. Cuestioná. Regresá a los 4 años – sin abrumar a tus papás, sólo a ti misma 😅 – y preguntate de todo. Se trata de que te divirtás, encontrarás muchas respuestas pero también puede que no. No juzgés las respuestas pero nota qué cosas te estás cuestionando y por qué.
  6. Limpiá. Pasá por un filtro las cosas que vayás descubriendo de ti, analizá lo que te sirve y lo que no tanto, lo que te limita y lo que te hace florecer. Notá las cosas que han resultado de todo esto. Seguí «limpiando» – o clarificando – hasta que tu imagen mental se sienta muy tuya y muy apetecible, empezarás a sentir cómo muchas cosas caen en su lugar. Y como dice Julia Cameron en su libro «El camino del artista»: «Como en cualquier ruptura, hay tanto de tensión como de alivio. […] esos sentimientos que llevaban tanto tiempo congelados se derriten, se funden, forman cascadas, provocan inundaciones y muchas veces desbordan su contenedor, que eres tú. Puede que te sientas volátil y veleta. Es que lo estás.»
  7. Decidí. Que todo este viaje valga la pena. Tomá tu imagen mental y vivila cada día, llevala a la acción y armala un paso a la vez. No te abrumés por lo grande o muy a futuro que se vea, lo más complicado ya lo pasaste así que celebrate, ya tenés un nuevo camino más iluminado.

☝🏻 Vuelvo a recordarte que los procesos personales son muy distintos los unos de los otros y no todos se vivien en el mismo orden ni en el mismo tiempo y casi nunca son lineales, si surgen nuevos pasos o menos pasos, si debes regresar o saltarte a otro, está bien. Todo esto se trata de experimentarte a ti misma, no te compliqués tanto y date permiso de ver, ser, sentir de nuevas formas.

No sé si lo has notado pero todos estos puntos dejan claro que tú misma te vas direccionando hacia aquello que resuena contigo. TÚ y nadie más. Esto es trabajo personal. Que puedes tener apoyo y rodearte de gente que te ama y te anima cada día es buenísimo, pero nadie más que tú encuentra esas respuestas y muchas veces necesitarás silencio y soledad que evite el ruido e influencia de afuera.

Espero que esto te sirva muchísimo para tu trabajo interno, a mí me ayudó en el mío. Me dan ganas de conocer tu proceso y escuchar todas las historias, si te dan ganas de compartirlo conmigo siempre me encontrás en redes. Espero que logrés decidirte por tomar acción hacia tus metas y sueños, ahí estaré yo ayúdante a cumplirlas si necesitás el empujón.

A la prox, bonita.

¡Heeeeeey! Aquí está el juego que tengo para ti, ¿lista para crear o completar la imagen mental de tu vida? Pincha aquí

acciones para tener mas claridad
author-sign

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

uno × dos =

[instagram-feed]