Claridad y dirección

¿Ese sueño es realmente tuyo?

portada de blog post

La escritura siempre ha sido parte de mí, algo así como un secreto. Pero desde hace 6 años me planteé tener un blog y por fin se da la oportunidad.

Desde hace más de un año sentí que había llegado el momento de retomar la vieja idea y no lo cuestioné mucho, no te puedo explicar la emoción que siento al ver hacia atrás y darme cuenta cómo todo fluyó, como si alguien estuviera guiándome para saber qué hacer a continuación (era yo misma, con más claridad, con más decisión, con más conexión con aquello que no se puede ver).

Creo que por primera vez en mi vida yo no forcé nada – y vaya que eso es raro -. Por primera vez experimento por completo lo que significa «dejarme llevar». Yo, la que calcula todo, la que planifica, la que programa, la que hace y deshace, la que organiza lo organizado. Yo, me dejé llevar.

 

Veamos si logro hacerte un buen resumen para contarte un poquito del por qué empiezo esto y cómo llegué a sentir el tipo de claridad que siento el día de hoy acerca de varias cosas:


Hace 6 años no estaba del todo cómoda con la vida y me salió la rebeldía de hacer algo al respecto. Me escondí en mi coraza y me embarqué en una aventura interna para entenderme. En ese
viaje tuve la suerte de perderme, de romperme, de desaprender. Si hoy siento claridad es por que trabajé tanto en la oscuridad. No digo que sea una regla pero es lo que me pasó. 


Con lo que detesto la «normalidad», yo estaba – aunque no me duró mucho – persiguiendo un ideal social que no era mío. Ahí estaba mi inconformidad, ahí estaba la razón del por qué había caído en trabajos que no me llenaban, rutinas que desperdiciaban mi tiempo y gente que me obstaculizaba. ¿El resultado? Ansiedad.

¿Por qué cuestionarnos el patrón clásico del estilo de vida "ideal" cuesta tanto?

No me malinterpretes, puede que este ideal social (graduarse de la U, encontrar un trabajo top, casarse y comprar una casa cool, tener hijos y seguir trabajando con gustitos caros de vez en cuando porque «hay poco tiempo») sea realmente el sueño de alguien, no se trata de que hayan sueños buenos o malos. Lo que quiero decir es que realmente hay que cuestionarse si este sueño es nuestro o alguien más nos dijo que así debería de ser. Y si ese sueño no es nuestro, ¿qué estamos haciendo ahorita para llegar a cumplir el sueño que sí lo es?, ¿dónde está esa inyección de singularidad en nuestra vida que hace que no sea igual a la de las otras 7 840 766 868 de personas? (sí, estos habitantes hay aproximadamente en el mundo😅)

generar impacto

Luego de varios cuestionamientos, experimentos y desmesuras, llegué a un lugar en el que finalmente me sentía a gusto con lo que estaba haciendo y, sin querer, empecé a tomar mi propia dirección con mis propias reglas. Este jueguito es el que me trajo a crear Moonday también. Un proyecto de goal setting para millennials.

Moonday surge porque varias piezas me encajaron, supe que tenía algo para aportar y sólo debí buscar el medio para poder llegar a ti. Con querer queriendo encontré otro propósito. Hago esto sin muchos peros y fue justo eso lo que me hizo prestarle atención a la idea. ¿Por qué no había miedo? ¿por qué no había inseguridad? Eso es raro. Y lo raro me gusta. Ahí supe que quería esto y no era sólo que lo quisiera sino que de verdad podía hacerlo.

Estoy aquí porque he notado cómo muchos caemos ante ideales sociales y nos perdemos entre el montón, volviéndonos «cualquiera». Si supieras que estás lejos de ser cualquiera, que dentro de ti está todo lo necesario para crear tu propio éxito con fuego suficiente para ir a la luna de ida y vuelta.

En mi propio descubrimiento aprendí que cada quien tiene su propia causa y hemos cometido el error de esconderla por miedo, por comodidad, por inseguridad, por incertidumbre. Pero quiero ayudarte a tomar acción, a eliminar dudas y construir tus bases sólidas para hacer lo que sea que resuene dentro tuyo.

En mi propio descubrimiento encontré este sueño que es Moonday, lo planteé, lo diseñé, lo organicé, lo planifiqué y hoy estoy aquí presentándotelo. Así como otras metas personales que he trabajado: tener una giftshop singular, hacer ejercicio todos los días, aprender de marketing y branding, diseñar mi propio estilo de vida, tratar la ansiedad, aprender nuevos idiomas, leer 20 libros al año y muchas otras que están en marcha. Eso mismo es lo que puedo hacer por ti, ayudarte a que tus sueños dejen de ser sueños y se vuelvan algo real, romper el ideal.

Desde hace años surgió dentro de mí el pensamiento de que generamos impacto en el mundo sólo cuando nos damos permiso de ser nosotras mismas y liberamos el paquete de miedos, sueños y rarezas que llevamos dentro. Sólo siendo nosotras mismas y llevando a cabo nuestros sueños es como verdaderamente impactamos porque esos sueños somos nosotras.

ser una misma

Por favor, dejemos de ser nuestro propio obstáculo, eliminemos ideales y vayamos por más.

Esto es un poquito del porqué de Moonday pero no lo quiero alargar más, gracias por leerme hasta aquí y bienvenida a este espacio de acción. Por aquí encontrarás de todo para tus metas: herramientas, tips, recursos, cuestionamientos y una comunidad que busca lo mismo que tú.

Date una vuelta por el blog, estás en tu casa

author-sign

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

catorce + diecisiete =

[instagram-feed]